Cada vez más la función de una tienda comercial o una oficina consiste en contar una historia que atrape al cliente; la venta llegará después.

Por Miquel Àngel Julià Hierro*

En el marco económico y social actual, totalmente globalizado, la utilización de la innovación desde un enfoque estratégico es clave para garantizar la competitividad y fundamental en todo nuevo entorno corporativo.

En retail (o venta al por menor) se observan las propuestas más innovadoras. Las marcas están redefiniendo los códigos preestablecidos y generando nuevas formas de interacción con los clientes. Y todo ello ya no solo sucede en el ámbito comercial, sino que se expande a otros sectores, entre otros en sus propias oficinas corporativas.

El retail en sí mismo, es una herramienta de comunicación para las marcas, capaz de generar experiencias memorables y únicas para los visitantes. Cada vez más, el propósito de las tiendas no es vender, sino contar una historia.

La compra como objetivo final se puede producir más tarde y en otro lugar. ¿Qué es sino el ‘showrooming’? Esta es una nueva moda que acerca lo online a lo offline y que no deja que uno exista sin el otro. Consiste en poder observar, tocar y probar un producto en una tienda física, para luego comprarlo por Internet.

 

Descargar publicación

¿Tienes un proyecto?
Contáctanos

Te enviamos un presupuesto sin compromiso



Con el envío de mis datos confirmo que he leído y acepto la política de privacidad

T. +34 932 688 450