En GRUP IDEA entendemos el banco como tienda y sobre ello nos habló Carlos Casanovas, director de marketing de “la Caixa” el 24 de noviembre de 2011 en la Sede Central de GRUP IDEA Barcelona.

La imagen de las oficinas de la Caixa debe ser coherente con todo el marketing desarrollado por la empresa. Tiene más de 5.000 oficinas y por el tamaño de la entidad es un objetivo importante y complejo. Las oficinas deben comunicar  para vender más, se trata de generar oportunidades comerciales, por este motivo los productos que venden tienen que ser sencillos y fácilmente comprensibles. Los canales de comunicación con los clientes están cambiando, sobretodo por el papel de Internet. Por eso la oficina debe dar servicios de mayor valor añadido. Se ha pasado a entender las fachadas como vallas publicitarias. Se ha eliminado gran parte de la letra, y se trabaja con imágenes impactantes y claras. Se hacen campañas conjuntas, organizando entre 400 y 500 tipos de soporte diferentes. Toda la implementación se coordina informaticamente. El rótulo de la oficina es el que identifica a la entidad, en los vinilos que se colocan en los vidrios nunca sale el logo, sería demasiado repetitivo. Las intervenciones en campañas publicitarias son homogéneas en todas las oficinas, excepto en las denominadas como emblemáticas. En total son 22, y la inversión es superior y se personaliza. Las imágenes y su contorno no son rectangulares visualmente, sino que son más troqueladas y en tres dimensiones. Hay dos tipos de oficina, la tradicional y la que está situada en la zona de expansión. Se ha podido comprobar que con este nuevo criterio publicitario el impacto de las campañas en la memoria de la gente es mucho mayor, recuerdan mucho más el mensaje. Hay tres zonas donde se ha trabajado la publicidad. A parte de la fachada la zona siguiente es la zona de cajeros, en la que se puede realizar mucha operativa. Por ella pasan el 45% de los clientes. Ya en el interior está la zona a la que llamamos la autopista de la información y atención personalizada. A esta zona llega el 15% de los clientes. El tercer punto de referencia es la parte trasera del mostrador donde se coloca la publicidad que ven los clientes que están esperando. La imagen final con los nuevos criterios es mucho más ordenada, y el impacto del recuerdo es mucho mayor, se ha comprobado estadísticamente. En Barcelona se ha realizado la implementación en 477 oficinas.

¿Tienes un proyecto?
Contáctanos

Te enviamos un presupuesto sin compromiso



Con el envío de mis datos confirmo que he leído y acepto la política de privacidad

T. +34 932 688 450