Entrevista a Xavier Ferrés

¿Cómo presentar a Xavier Ferrés i Padró? Si le presentamos como arquitecto, máster en tecnología de la construcción por la UPC, experto internacional en diseño de fachadas ligeras desde 1987, la verdad, es que nos quedamos cortos… Podemos hablar de sus colaboraciones con Jean Nouvel, Herzog & De Meuron, Toyo Ito, Zaha Hadid, David Chipperfield, Richard Rogers,… o con Rafael Moneo, Carlos Lamela, Carlos Ferrater, Carme Pinós, Josep Lluis Mateo, Eduard Gascón y TAC arquitectes, o con equipos jóvenes como Barozzi-Veiga y Colomer-Dumont… Podemos hablar de su actividad docente en L’ Escola Massana, Elisava, UPC, UPM, UEM, UPV/EHU, UNEA, sobre sus artículos y colaboraciones en todo tipo de publicaciones técnicas, más de 100 conferencias en escuelas y congresos… Pero esta, sería la presentación fácil y tradicional… que cualquiera de nosotros con ayuda del “señor Google”, podría encontrar…

Lo interesante es poder presentar a Xavi con una única palabra. El otro día, conversando en su estudio, lo tuve claro… Xavi es pasión!!!

Pasión es la clave. Para él, es un estilo de vida, sin el que nada de lo que nos explicó en el pasado IDEAPIKAPIKA tendría sentido. Esta es la primera gran idea que nos brindó, docencia, trabajo, estudio, investigación, divulgación o simplemente vivir… Hagamos lo que hagamos, lo tenemos que hacer con pasión.

En la web de Ferrés arquitectos y consultores se explica claramente, que sus trabajos parten de una idea muy simple, entroncar la necesidad de especialización con la creatividad que exige la arquitectura de vanguardia, que trata de proporcionar a los arquitectos y sus colaboradores experiencia y soluciones de alto nivel para hacer realidad fachadas ligeras de última generación. El denominador común, gira siempre en torno a una filosofía de trabajo en la que los consultores deben aportar su conocimiento, para mejorar el global del proyecto, desde el inicio y durante todo el proceso de creación, no una vez terminado éste, para resolverlo técnicamente.

En Grup Idea ayudamos a nuestros clientes a vender con imaginación. Nos gusta hacernos preguntas y compartirlas. Somos conscientes que, cada vez más, lo importante no es tener respuestas, sino preguntas y saber quién puede contestarlas… Y en ocasiones, la solución es tan sencilla, como cambiar de pregunta…

Con este punto de partida en común, Xavier nos ayudó a pensar y a reflexionar sobre una serie de conceptos acerca de la técnica, las consultorías y las maneras de proyectar, que demasiadas veces damos por sentados. En esta ocasión y de la mano de AFL, le entrevistamos de nuevo para recordar esas diez ideas sin respuesta.

“10 IDEAS sin respuesta. La evolución de la fachada como excusa”

por Xavier Ferrés i Padró.

Edición celebrada en: Arpa Design Centre Barcelona,  20 de junio de 2013

IDEAPIKAPIKA es un original evento itinerante organizado por GRUP IDEA. Mezcla un encuentro networking, precedido por ponencias y temáticas relevantes, con un sabroso pikapika que culmina el acto en cuestión. Cada IDEAPIKAPIKA se celebra en una ubicación emblemática.

MAJH: Cuando proyectas, ¿Te preocupan más las preguntas, las ideas, o las propias respuestas?

XFiP: Me da la sensación que habitualmente actuamos con ideas preconcebidasy realmente pensamos muy pocas veces con detenimiento. Nuestro problema principal es que no reflexionamos a fondo en el origen del proceso de proyecto y tendemos a actuar. Creo que se debe ser creativo no solo con las respuestas a los conflictos de diseño, sino que debemos serlo en los planteamientos. Así evitaremos respuestas inmediatas y la idea preconcebida del resultado final de lo que estamos planteando.

MAJH: Del “menos es mas” de Mies, te gusta ampliar el concepto diciendo que “todo lo que no suma resta”.

XFiP: En los “momentos de exuberancia” ya pasados, hemos ido añadiendo elementos y accesorios a los proyectos. En muchas ocasiones yuxtapuestos llegando a ser incluso contradictorios. Porque un encadenado de buenas ideas, no da siempre como resultado una buena idea final. Sumando componentes, podemos estar restando eficiencia y perturbando la esencia de los elementos y de los sistemas. Porque construyendo, el orden de los factores sí que altera el producto.

MAJH: Te hemos oído explicar una curiosa relación entre los seres vivos y las envolventes. La “pirámide de Maslow” es una teoría psicológica que jerarquiza las necesidades humanas que argumenta que conforme se satisfacen las necesidades más básicas situadas en la parte inferior de la pirámide, desarrollamos las necesidades y deseos de niveles más elevados en la parte superior de la misma. ¿Cómo trasladas esta teoría al mundo de la fachada?

XFiP: Abraham Maslow, estudió las necesidades básicas del hombre y el orden con el que se debían cubrir, ordenadamente de abajo a arriba, desde la base al vértice superior de una pirámide, los cinco niveles en los que se divide su propuesta son: Fisiología > Seguridad > Afiliación > Reconocimiento > Autorrealización. Estos conceptos se pueden aplicar fácilmente en los mismos términos en las fachadas de nuestros edificios:

Como necesidades fisiológicas básicas: Ventilación, luz, estanqueidad al aire y al agua, aislamiento térmico y acústico, protección solar, funcionalidad, estabilidad.

Las relacionadas con la seguridad podrían tener su equivalente en: Durabilidad, resistencia al fuego, agresión física, resistencia a los fenómenos de la naturaleza (sismo, tornados, etc.), seguridad activa y pasiva.

La identidad, la correcta ergonomía, la eficiencia, uso adecuado, utilidad y las soluciones de arquitectura convencional tendrían que ver con el tercero de los niveles, la afiliación

El nivel siguiente, el del “reconocimiento”, viene dado muchas veces por la singularidad del edificio o por la del propio autor. El reconocimiento por los demás, se consigue con originalidad e individualidad. Es la Arquitectura de autor, arquitectura que en ocasiones se premia, la que significa innovación, aportación o vanguardia, superado el nivel anterior de “afiliación”. Empezamos a hacer arquitecturas reconocibles por su autor, por su calidad, tal vez por su significado.

El último escalón de la pirámide el de la autorrealización, es muy complejo de conseguir. Solo lo alcanzarían aquellas arquitecturas de vanguardia que nos han aportado innovación en los conceptos o en la tecnología. En ocasiones son arquitecturas reconocidas o por un “sello” o por un “premio” incluso al propio autor, a su trayectoria o al edificio concreto. La autorrealización, es equivalente al reconocimiento a las aportaciones a través del trabajo ya construido, que demuestra una combinación de cualidades como son el talento la visión de futuro y el compromiso con la calidad de la construcción, la sociedad y el entorno, todo ello mediante el Arte de la Arquitectura. Realmente difícil de alcanzar.

En muchas ocasiones al proyectar, especialmente las fachadas, alteramos el orden de prioridades y el conjunto se desestabiliza, tratamos de construir para obtener el reconocimiento de los demás sin una base sólida, buscamos significarnos desde la forma sin asegurar las prestaciones de niveles más básicos. Invertir las prioridades es apostar por el problema en vez de solucionarlo. El paralelismo entre humanos y sus edificios, las necesidades a cubrir y su importancia relativa es muy clara. Todo es cuestión de criterio.

MAJH: Comentas que los proyectos no son grandes ni pequeños, complejos ni sencillos, que solo varía la filosofía de trabajo ¿Cuáles serían las fases clave de un proyecto?

XFiP: Desde hace años los abordamos con la misma metodología, desde las fases más conceptuales a la precisión del detalle técnico, es decir, desde la idea inicial, el concepto arquitectónico, el concepto de las envolventes, la definición de los sistemas, la concreción de materiales y productos y el desarrollo de los detalles constructivos. Asi podemos terminar la fase del proyecto de ejecución con la construcción de los prototipos, que son a la vez, el primer paso de la fase de ejecución material.

El avance del proceso, nunca es lineal ya que los períodos de reflexión, verificación y decisión tienen continuas idas y venidas. Si trabajamos ordenadamente y si el proceso es coherente, podremos corregir y avanzar, porque sabemos cómo hemos llegado a ese punto. Mejorar los resultados no es un proceso aleatorio, porque con método, normalmente los errores son la evidencia del límite de lo posible.

MAJH: Parece que nos movemos lentamente, ¿Cuáles son los hitos de la técnica en los últimos 25 años?

XFiP: En la actualidad la tecnología de la construcción, evoluciona más rápido de lo que parece, aunque francamente no he conseguido encontrar en los últimos 25 años 25 hitos de la técnica, que sean verdaderas aportaciones alos sistemas. Estamos hablando por citar algunos ejemplos de perfiles con rotura de puente térmico, dobles y triples acristalamientos, siliconas estructurales, construcción modular, fachadas de doble piel, reformulación de materiales como el metal estirado o las mallas de acero inoxidable….

En realidad hay una mayor evolución en las prestaciones de los componentes que de los sistemas. Esto es lógico si consideramos que la durabilidad en la construcción es una variable muy importante y el proceso desde la innovación hasta la aplicación tiene cada vez más un complejo desarrollo, con verificación, validación, testado, normalización, homologación, comercialización hasta la aplicación en obra.

MAJH: Aprendemos de la técnica, de los técnicos, de la realidad… ¿Cómo se domestica todo esto?

XFiP: Para mí solo hay una solución… Dibujando para entender, aprender y explicar. Dibujar a mano a mano, es una manera muy diferente de percibir las cosas, explicando los componentes y dándoles función. Reflexionando con papel y lápiz dejamos de ser simplemente observadores y participaremos en la comprensión de los objetos y los espacios. Los objetos son algo más que imágenes en 2D y llegamos a entender su funcionamiento y aportación al sistema, comprenderemos para qué sirven cada una de las piezas y cómo funcionan. No hace falta ser un buen dibujante, es importante que el dibujo se entienda y aporte a cada escala las variables para que se entienda el conjunto, un dibujo será buenosi explica y deja claro que la técnica y la forma son la misma cosa.

MAJH: ¿Es el muro cortina es el gran hito de la arquitectura moderna?

XFiP: En comparación con las fachadas ligeras, la fachada convencional es estructural y portante, abriga, protege, contribuye a la inercia térmica del edificio, es estable y durable. Los huecos con tamaño, proporción, distribución que con la adecuada ornamentación ordenan y jerarquizan los alzados. Los juegos de macizos y huecos, las sombras y los diferentes elementos bien compuestos hacen que la fachada se entienda perfectamente. En cambio el muro cortina por culpa de los accesorios y complementos de los que hablábamos hace un rato, se ha banalizado y es simplemente un cerramiento que pasa por delante de la estructura, con una colección de objetos que raramente están bien ordenados y resulta que nos lo hemos creído todos, parece que la técnica es suficiente para construir y hacer arquitectura… Las fachadas en muchas ocasiones tienen lógica y discurso propio e ignoran lo que pasa más allá del límite del interior, podríamos decir que el muro cortina mató a la fachada, o como mínimo la llevó a la UCI por culpa de los excesos y de la sobreactuación.

MAJH: ¿Qué opinas de los iconos arquitectónicos?

XFiP: La respuesta tiene que ver con la de la pregunta anterior, los iconos sin materialidad son imágenes sin alma. Actualmente hay edificios que son puro packaging, son puro alarde, son simples envoltorios, son complejidad para significarse, son vanidad pura. El alma tiene que ver con el usuario, con el lugar, con el autor, con la sociedad, con la ciudad, con el entorno, con el futuro… Algo tan elemental como orientar bien, como racionalizar las soluciones constructivas, como trabajar los materiales, las uniones, los colores, las texturas, la habitabilidad o el confort….son temas que se olvidan para hacer composiciones cada vez más singulares tratando de individualizar y de ser lamentablemente “originales”.

No sólo las geometrías y las combinaciones de soluciones supuestamente técnicas y de alto riesgo, son pura arquitectura. Dado el caso, nuestra obligación es racionalizarlas, detallarlas, hacerlas construibles, entenderlas buscando el feeling preciso entre materiales y arquitectura, en definitiva ser eficientes en todos los órdenes.

MAJH: Hay una tendencia que parece dominar las propuestas de vanguardia, la fachada actual en muchas ocasiones es soporte de información. ¿Qué opinas al respecto?

XFiP: Las fachadas han sido, son y serán soportes de información, esto no es nuevo. Los edificios se iluminan, desde dentro, desde fuera y eso permite establecer un diálogo con la ciudad. Los edificios explican historias aplicando diferentes tecnologías y en muchas ocasiones la información se superpone a la fachada utilizando esta como soporte. Si pensamos en las catedrales ya explicaban historias con luz y color de día y de noche. Nosotros vamos de modernos y en el fondo seguimos haciendo lo mismo, pero con menos criterio y estamos literalmente forrando edificios para soportar todo tipo de luminarias y pantallas que en pocas ocasiones contribuyen a pacificar el entorno. Los modelos de Shibuya en Tokio, Times Square en Nueva York, Picadilly en Londres, los perfiles de Hong Kong o Shanghái… son algunos ejemplos muy interesantes de los que se puede hacer y de lo que en algunos casos se puede evitar. Saturación, polución, sobreinformación, distorsión… un poco de cada pero con moderación.

MAJH: Hablando de tecnología y de los límites ¿Consideras que la historia por tanto es cíclica y se repite?

XFiP: Por supuesto, con los mismos argumentos de siempre, tecnología, gran formato, transparencia, ligereza, límite de lo posible…Dos ejemplos separados 80 años como son el Garaje Marbeuf de Paris, diseñado por Laprade y Bazin para Citroën en 1928 y el Apple Store de la 5ª Avenida de Nueva York de Bohlin Cywinski Jackson son proyectos de los máximos formatos con una estructura metálica en un caso y de vidrio en el otro, que dejaba ver un gran vacío interior en el que se exponían en un caso los automóviles y en el otro todos los objetos de deseo relacionados con la electrónica y la comunicación. Ejes de la vanguardia de tecnología en cada uno de los momentos, la historia se repite. En el 2008, el Sr. Jobs, con las Apple Store hace lo mismo. En ambos casos el interés es el mismo, ser punta de lanza y absoluta vanguardia de la tecnología de la construcción y de la superación jugando con los mismos elementos, la única diferencia es que el cubo de Apple de Nueva York se ha rediseñado y construido al cabo de 4 años con mayores formatos, mayor transparencia, menos componentes, más riesgo, desarrollo tecnológico que será aplicado en un futuro inmediato a otras construcciones… En el fondo hablamos de la fórmula 1. Cuentan que Jobs decía que si tenías dudas y te cuestionabas si valía la pena el esfuerzo, si ese pequeño avance compensaba… estabas fuera de la compañía…

MAJH: ¿Y ahora qué hacemos?

XFiP: Para terminar 10 ideas a mantener durante todo el proceso de diseño y construcción, además de la curiosidad hay que observar con espíritu crítico y no tener ningún miedo a experimentar y confundirse.

Al final un poco de Racionalidad, Orden, Metodología, Reflexión, Autoexigencia, Transdisciplinaridad, Sensibilidad, Integración, I+D en el momento oportuno y Pasión.

Porque sin pasión no vale la pena levantarse cada mañana.

Más información:

www.ferresarquitectos.com

 

 

Descargar publicación

¿Tienes un proyecto?
Contáctanos

Te enviamos un presupuesto sin compromiso



    Con el envío de mis datos confirmo que he leído y acepto la política de privacidad

    0034932688450 grupidea@grupidea.com