Dentro del diseño de oficinas y sedes corporativas para grandes marcas, el diseño y construcción de oficinas y sucursales bancarias ha sido la especialidad y la actividad originaria de Grup Idea, desde sus inicios hace más de 25 años.

Tanto si se trata de la adecuación en base a las líneas maestras facilitadas por el equipo interno del banco como si es necesario realizar el proyecto de diseño y construcción desde cero, tenemos una solución a medida para cada cliente. 

Además de cumplir estrictamente con las normativas específicas de seguridad para el sector, es muy importante construir y potenciar una imagen de marca con una estrategia retail ajustada a las necesidades existentes. ¿Qué aspectos hay que tener en cuenta en el diseño de oficinas bancarias? Te lo mostramos.

 

La importancia de la identidad de marca

 

Cada vez más, las entidades bancarias buscan acercarse a una imagen renovada: moderna, abierta y acogedora sin renunciar a la esencia y la voluntad de estar al lado del cliente. El diseño es la herramienta que permite hoy en día a las sucursales bancarias diferenciarse. 

Como vimos en la entrevista a nuestros expertos en diseño y dirección de proyectos, los espacios de oficinas y sedes bancarias deben reflejar el dinamismo y variabilidad que se ha instalado en nuestro ritmo de vida. La tendencia en el diseño de espacios pasa por situar al cliente en el centro, crear espacios confortables donde ofrecer una atención eficaz y de calidad así como espacios de descanso y conversación.

Por otro lado, la experiencia de cliente también pasa por ofrecer espacios como lugares de encuentro con la marca. En este sentido, la aplicación de la imagen corporativa es muy importante. Así, la redacción de un Libro Blanco con los detalles constructivos a aplicar en cada caso es una herramienta muy útil, del mismo modo que el Manual de Estilo que las agencias de Branding utilizan para la aplicación de marca.

Por otro lado, en nuestros proyectos tenemos en cuenta la importancia de conservar los elementos preexistentes en los espacios, algunos de valor patrimonial o diferencial que ayudan a construir la identidad de marca.

 

Tecnología y experiencia phygital en banca

 

La tecnología es la gran aliada para ofrecer una experiencia de cliente superior, reducir los costes operacionales, ganar eficacia y mejorar la productividad del equipo de ventas. Al mismo tiempo que mejora la atención de los servicios en remoto y evoluciona paralelamente  la oficina física, el reto pasa por ofrecer una experiencia híbrida a los clientes.

En diseño, y más concretamente en el sector retail, la experiencia phygital busca precisamente unir el mundo físico y digital y generar experiencias completas y satisfactorias con el foco puesto siempre en el usuario. En banca, un ejemplo es la petición de cita previa a través del teléfono móvil para realizar la gestión en la sucursal. También lo puede ser el servicio digital en la entrada de la oficina, en que se alerta automáticamente a un miembro del staff para que este pueda acceder a todos los datos del cliente en relación con el banco e interactuar rápidamente con el consumidor si existe algún problema.

El mayor desafío no es otro que incorporar esta experiencia phygital hasta el punto de lograr una experiencia totalmente omnicanal, con un nivel de calidad, imagen y servicio igual sea cual sea el canal de contacto con el cliente. Tal y como recoge el estudio Retail Banking Top trends 2021, las empresas que aprendan a incluir el toque humano en sus interacciones digitales estarán mejor preparadas para crear confianza y conexiones emocionales con los clientes. 

 

Servicio individualizado, confianza y fidelización

 

En un momento de transformación de la oficina bancaria, la sucursal física tiene un papel clave para mejorar la relación humana y mantener la confianza y fidelización del cliente. En el terreno del diseño, es importante contar con zonas privadas y salas de atención individualizada. 

En nuestros últimos proyectos de oficinas bancarias, se han priorizado los espacios de atención y pensados para el trato personalizado. Allí, el cliente puede recibir orientación y asesoramiento de manera individualizada para la gestión de sus finanzas e información sobre productos y servicios por parte del personal. 

Con el objetivo de mejorar la atención al cliente, muchas entidades también han ampliado su horario de atención en caja para ofrecer una atención de mayor calidad a los clientes, especialmente hacia las personas mayores. La atención personalizada será sin duda un servicio clave para la banca del siglo XXI para mantener y fidelizar al cliente.

¿Tienes un proyecto?
Contáctanos

Te enviamos un presupuesto sin compromiso



    Con el envío de mis datos confirmo que he leído y acepto la política de privacidad

    0034932688450 grupidea@grupidea.com