¿Estás pensando en reformar o rediseñar tu showroom o local de exposición para impulsar las ventas de tu negocio? ¿Quieres conocer nuevas ideas para mostrar la variedad de productos o soluciones de mobiliario, pavimentos o revestimientos de tu marca? Contar con un diseño adecuado nos ayudará a lograr estos objetivos con éxito.

Un showroom es un espacio comercial que ofrece la posibilidad de ir más allá de lo estándar en una tienda convencional y ofrecer inspiración y nuevos productos en un ambiente relajado y tranquilo.  Además, igual que en el diseño de tiendas y locales comerciales, el showroom es un espacio donde transmitir imagen de marca. Hoy te mostramos cinco aspectos a tener en cuenta para diseñar un espacio showroom con éxito:

 

Muestra una selección de productos y ofrece una atención personalizada

 

Los locales de exposición siempre se han presentado como espacios donde se exponían soluciones de producto, a menudo con gran variedad de acabados o colores a vista del usuario. El objetivo era la venta directa, aunque no hubiera un contexto o un ambiente que acompañara.

En los actuales showroom se tiende a mostrar únicamente una selección de productos – escogidos concienzudamente – acompañados de soportes donde mostrar la variedad de colores o acabados, pero también el origen de los materiales o información sobre la colección a la que pertenece. La clave del showroom es ofrecer un espacio muy cuidado donde el cliente pueda pasear de manera relajada, encontrar inspiración en sus proyectos y, en último término, decidirse por una u otra solución.

En un ambiente tranquilo y exclusivo, la atención al cliente juega un papel primordial. Los comerciales deben poder detectar las necesidades del visitante y ofrecer una solución a medida para cada proyecto. En este sentido, espacios como las bibliotecas de materiales donde explorar más texturas o tonalidades refuerzan la experiencia de usuario y el trato personalizado durante toda la visita.

 

Transforma tu showroom en un centro experiencial de la marca

 

Mostrar los productos está muy bien, pero mejor todavía ver su aplicación práctica dentro de un entorno. Un showroom debe ser un espacio vivo, con la aplicación in situ de mobiliario, revestimientos, iluminación u otro tipo de soluciones que ofrezca la propia marca. Incorporar pavimento o muebles al uso, por ejemplo, es la mejor evidencia de cómo luce o cómo de resistente es una u otra superficie.

En espacios multimarca, se pueden integrar las diferentes colecciones del catálogo y ofrecer en el espacio una solución lo más cercana posible a la que busca el usuario. Marcas como Porcelanosa han acertado al crear pequeños ambientes donde incluyen todos los diseños que se pueden realizar con los productos de las ocho marcas que integran el grupo, desde cerámicas, muebles de cocina y baño, piedras o mármoles envejecidos.

Agrupar las soluciones por usabilidad y no tanto por producto es clave para lograr el éxito en tu espacio showroom. Esta usabilidad se puede trasladar a los baños o los lugares de trabajo, porque tanto el equipo de trabajo como el cliente puede hacer uso de ellos. De esta manera, el showroom pasa de ser un espacio de venta a un centro experiencial de la marca.

 

Integra las oficinas o puestos de trabajo en el showroom

 

Existen múltiples soluciones para integrar los ambientes de trabajo con el espacio de exposición.  Cada vez más marcas abrazan la posibilidad de reunir espacio de exposición y oficinas, con espacios de atención al cliente, lugares de trabajo abiertos o privados o salas de reunión más o menos formales.

Un ejemplo claro es el Bernadí Hub, un lugar, tal y como definen en su página web, a medio camino entre un espacio showroom y retail. La histórica firma de mobiliario de oficina ha transformado su modelo de negocio para adaptarse a las nuevas soluciones del mercado y el nuevo Hub funciona como un punto de encuentro con el cliente, cuenta con espacios de trabajo formales e informales y áreas de descanso además de incorporar criterios de biofilia y soluciones lumínicas en línea con las últimas tendencias en diseño de oficinas

Bernadí ha creado los Concept Spaces multimarca, dando respuesta a las nuevas tendencias en workplace: coworking, networking, trabajo flexible y en remoto. Un ejemplo de ello es el phonebooth, un espacio pensado para reuniones cortas o para atender llamadas. Tanto el equipo interno de la compañía como el cliente pueden hacer uso de él y forma parte de la experiencia de visita. En definitiva, nada mejor para mostrar las oficinas del futuro que convertirse en una de ellas.

 

 Crea espacios donde generar sinergias con profesionales

 

Otro aspecto para lograr el éxito en el espacio expositivo puede ser plantear el espacio como un punto de encuentro donde fomentar la creatividad y un espacio de referencia dentro del sector.

En Cosentino City Barcelona ofrecen, además de múltiples áreas de exposición, zonas polivalentes y diáfanas para realizar eventos, espacios de trabajo y lugares de inspiración para sus clientes. Según describen en su página web, el espacio está pensado “para ofrecer una experiencia tecnológica y sensorial única a toda la comunidad de arquitectos, proyectistas, interioristas y diseñadores”. 

En la misma línea existe The Next en Bernadí Hub, una comunidad de expertos del sector workplace y de otras disciplinas, arquitectura, diseño, branding, management, wellness o biofilia que trabajan para ofrecer la solución óptima al cliente en cada fase del proyecto. 

Apoyarse en el conocimiento de especialistas de diferentes áreas puede hacer crecer el proyecto y añadir un punto diferencial respecto a la competencia. En el caso de Bernadí, el trabajo en equipo, la colaboración y el cruce de conocimiento convergen en una única metodología, el B Method.

 

Diseña tu showroom siempre según las necesidades de tu empresa

 

Antes de implementar cambios en nuestro espacio, es importante valorar las necesidades de nuestra marca, el espacio disponible y la localización del showroom.  Existen locales de exposición más reducidos, como espacios boutique, que van a priorizar una representación de productos y un trato personalizado y cercano al cliente. 

También existen espacios de gran formato que pueden ofrecer grandes posibilidades en la muestra e incluso ambientes completos a los clientes. En el momento de plantear un espacio es necesario valorar no solo los objetos de exposición ni sus usos sino las personas que harán uso de él, tanto los visitantes como el propio equipo interno.

Cada proyecto de diseño es diferente. En Grup Idea imaginamos y diseñamos los espacios a partir del modelo de negocio del cliente e incorporamos nuestra experiencia para garantizar un resultado sorprendente y rentable. Nuestro departamento de diseño trabaja de manera transdisciplinar e incorpora el know how de cada técnico del equipo y de profesionales externos para ofrecer el proyecto de diseño y conceptualización a medida del cliente. Además, nos encargamos de todos los trabajos de arquitectura e ingeniería, tramitaciones, legalizaciones y gestión de licencias hasta la construcción final de tu local de la mano de Abessis.

En Grup Idea somos especialistas en el diseño y construcción de oficinas corporativas y espacios de retail para grandes marcas. Descubre ahora todos nuestros proyectos.

¿Tienes un proyecto?
Contáctanos

Te enviamos un presupuesto sin compromiso



    Con el envío de mis datos confirmo que he leído y acepto la política de privacidad

    0034932688450 grupidea@grupidea.com