Los mayores retos del sector del retail son la búsqueda de la omnicanalidad, la integración de la tecnología y el diseño de espacios físicos atractivos y adaptables.

El sector retail experimenta una nueva transformación impulsada por los avances en tecnología, la digitalización y el cambio de hábitos de los consumidores. Con la llegada del coronavirus, estos avances se han acelerado y hoy son imprescindibles para conocer a los consumidores, generar experiencias de compra atractivas y provocar la venta en el punto físico y/u online.

La presencia online de la marca a través de páginas web y/o redes sociales es una de las tendencias más potenciadas y extendidas los últimos años, pero no lo es todo. La estrategia en el diseño de espacios físicos es clave para generar una experiencia de compra completa. Repasamos las 3 tendencias que adoptar para un retail con éxito:

El camino hacia la omnicanalidad

El consumidor actual es online y offline a placer: quiere y utiliza a ratos uno u otro canal de venta. Los canales de venta se diluyen y los retailers deben ser capaces de dar respuesta a las necesidades del consumidor en cada momento. 

Desde hace años, las grandes cadenas de moda hacen esfuerzos titánicos para pivotar hacia esta omnicanalidad. A principios de verano, Inditex invertía 2700 millones de euros para duplicar su peso en el canal online e integrar totalmente sus canales de venta. Además, anunciaba la implantación del sistema Rfid que permite la integración total del inventario en tienda y online.

Para lograr éxito, los canales online y el offline deben nutrirse continuamente, responder a una misma estrategia y actuar como uno solo. 

La integración de la tecnología y el uso de datos

Con la tecnología data y a través de un CRM potente podemos entender el comportamiento del cliente e incentivar la venta. La pandemia ha demostrado el crecimiento explosivo del comercio electrónico y el ‘click and collect’ pero también existen aplicativos y tecnologías novedosas que generan diferenciación en la experiencia de compra.

Levi’s ha desarrollado un bot que lanza recomendaciones de piezas de ropa que se ajustan a las necesidades del cliente de manera rápida y ágil. También Starbucks ha apostado porque la Inteligencia Artificial libere tiempo a sus empleados en las tareas rutinarias y que así puedan dedicar el tiempo a atender al cliente y favorecer el engagement con la marca.

Otro ejemplo de las posibilidades de la tecnología está en el diseño y la creación de ‘prendas a la carta’ en firmas como Dior, New Balance o Nike. Este servicio de customización también lo integra la nueva Flagship Store de Gap en Barcelona, proyecto donde GrupIdea ha trabajado en el diseño y obra.

La importancia del diseño de espacios

La compra en la tienda física sigue generando valor para el consumidor. Según el estudio State of Brick & Mortar Retail Report de ServiceChannel, plataforma de gestión de instalaciones de Estados Unidos, el 84% de los compradores offline afirma que el entorno físico es muy importante en su proceso de compra. De acuerdo con la investigación, cuando los retailers generan mejores experiencias de compra en tienda, los consumidores pasan más tiempo en el punto físico, hacen más compras impulsivas, vuelven más a menudo y piensan en positivo sobre la marca. 

Llegados a este punto, el diseño del espacio físico es tan importante como el diseño online. Los retailers deben imaginar sus tiendas como un gran escaparate: espacios de venta atractivos y adaptables donde lanzar acciones in situ y en coherencia con su estrategia para los canales online y offline. En el punto de venta, las soluciones tecnológicas enriquecen la experiencia de compra y refuerzan la identidad de marca.

¿Tienes un proyecto?
Contáctanos

Te enviamos un presupuesto sin compromiso



Con el envío de mis datos confirmo que he leído y acepto la política de privacidad

T. +34 932 688 450