En un mundo en movimiento continuo, el avión se ha convertido en un medio de transporte muy habitual, casi como el metro o el autobús. Los aeropuertos tienen vida propia y por tanto pueden ofrecer servicios y entretenimiento para todos los públicos; tanto profesional, como turístico. Son ya, como pequeñas ciudades.

En este sentido, podemos mencionar los últimos datos de crecimiento de varios aeropuertos, entre ellos el de  Barcelona El Prat. Actualmente es el segundo aeropuerto más importante de España y el séptimo europeo, justo después de Madrid. Este año la progresión del aeropuerto va a continuar con una oferta mucho más amplia de destinos y plazas. El objetivo es alcanzar los 50 millones de pasajeros anuales. Sus nuevos destinos van a lograr que pase de un nivel europeo a otro mundial. Por ello, para dar respuesta a este crecimiento ha surgido el proyecto de la nueva terminal T3 para el año 2026, junto con un nuevo concepto dedicado al “walkthrough” y a los nuevos comportamientos de consumo de los viajeros.

Cambio de paradigma:

¿Cómo compiten los aeropuertos para poder ser la primera elección del viajero?

Los aeropuertos se pelean para atraer un cierto tipo de compañías y de destinaciones. El factor clave para la diferenciación es, sin duda siempre en todos los ámbitos “la experiencia” del consumidor (= viajero).
Podemos coger como un buen ejemplo el aeropuerto Changi de Singapur y sus servicios dedicados a los viajeros profesionales y turísticos: cine, restauración, shopping center, piscina, spa, espacios de trabajo, exposiciones, jardín floral …

¿Qué marcas invierten en nuevos conceptos de Travel Retail?

Estos aeropuertos también son los lugares de shopping experiences donde las marcas nacionales proponen sus productos locales de un modo diferente al que hacen en el resto de sus puntos de venta. Podemos tomar como ejemplo a Enrique Tomás en Espana y a Ladurée en Francia con sus kioskos con barra de degustación a la vez que tiendas.

Los aeropuertos saben que deben equiparse con nuevas tipologías de tiendas; con formatos más pequeños y con una oferta más reducida pero más selecta de sus productos.

Ciertas marcas tales como Relay (Lagardère travel retail), Fnac, Muji o Natura llevaron a los aeropuertos lo esencial para la experiencia del viajero dentro de su sector de actividad. Podemos encontrar también estos conceptos en otros hubs  de conexión (metro, estación de tren…) con conceptos o marcas distintas.

Muji to go o Fnac Connect son marcas dedicadas específicamente a los clientes viajeros con sus propios códigos y sus propias programaciones de productos.

Nuestra forma de viajar, sea por ocio o profesional, lleva consigo una nueva manera y forma de consumir. Pensemos que cada vez más el OCIO, es NEGOCIO. El reto de las marcas es adaptarse a estos clientes en “modo viaje” con tiendas con una selección de productos diferenciados; situadas en los puntos estratégicos de las “jornadas de viaje” de sus posibles clientes.

Incluso si no viajamos, para conocer nuevos productos o servicios de nuestras marcas preferidas, a partir de ahora, en lugar de ir a un Centro Comercial, iremos al aeropuerto. Porque es allí donde podremos encontrar la oferta diferencial que deseamos.

Poner el móvil en “modo avión” va a dejar de ser lo que era.

 

Retail Consultant en GrupIdea

T. +34 932 688 450