Organizado por el  Retail Institute Spain  el 6 de julio en la Antigua Fábrica Estrella Damm, en Barcelona.

Este evento se ha celebrado en el marco del Congreso de Arquitectura 2016, que se celebra de junio a noviembre de 2016 en Barcelona.

 Ponencias: María Callís, Alpenstock. Retail strategy – Lisardo Mendo, ODOS. Visual Merchandising- Cristina Carvajal, Milimetric. Arquitectura del espacio – Màrius Sala, KNOCK. Branding, – Miquel Àngel Julià, Nuklee. Core design for brands, La caja escénica, – Núria Torrents,  Microlights. Lighting retail, –  Albert López, Somfy, Gestión del cambio en la luz, – Ignasi Morató, Diseñador de Interiores Comerciales, Réplica – Juan Luís de Madariaga, BIM Manager, Gestión transversal de la información-  Mercé Clavel, Gic Retail .- Conclusión,  Artur Bossy, Case Study.   

Como asistentes a la jornada tenemos que decir que estuvo bien organizada y que el contenido fue muy interesante para los que trabajamos y nos dedicamos intensamente al mundo del retail.  Seguidamente algunas de las notas que tomamos.

Lo más importante para cualquier tipo de negocias es el ¿por qué?. Normalmente las empresas tienen muy claro qué hacen pero no el motivo, el por qué están trabajando. Hay que centrarse en lo que sabemos hacer, no intentar hacerlo todo. Hay que crear tendencias, no copiarlas.

La tienda no es un punto de venta, es un canal de comunicación. Tiene que explicar la misión, los valores. El empresario tiene que determinar qué quiere explicar.

La dinamización del punto de venta no se puede improvisar. Se planifica a largo plazo. Por ejemplo Nike informa de actividades y los clientes acuden. El producto y su venta es una consecuencia de todo esto no un fin en sí mismo. Se trata de crear las circunstancias para que las cosas ocurran, para que los clientes compren.

Los retailers pequeños o lo hacen muy bien o desaparecen. Una propuesta de valor es una historia. Y es lo que las marcas tienen que contar. 

En Primark la zona de cajas se ha convertido en una tienda. “Si no sabes dónde vas acabarás en otra parte”.   

Hay que ser dramático y drástico para coger carrera. Hay que buscar algo que serecuerde. Si se para el visual merchandising se muere el negocio. Pretende comunicar y dialogar con el cliente. Normalmente solamente habla la marca. Se establece un código de comunicación lo suficientemente potente para que pueda cambiar. Los visuals improvisan…. Pero no siempre es bueno. Normalmente entran los últimos, pero lo ideal es que estén desde el principio. 

“Informacion recibida – información transmitida – actuación inmediata – agilidad. Carácter efímero pero sólido”.  “Diseño – implantación – implementación – cambio”  y otra vez se inicia la rueda del diseño.  El factor sorpresa es importante.

Experiencia tiene que ser WOW. Todos hablamos de la experiencia de compra, pero pocos diseños sorprenden. Coreografía y rincones, proceso de creacion del layout .. El retail en España va por detrás del que se hace en el resto de Europa. EL PROTAGONISTA ES EL PRODUCTO !!!!.  Siempre espacios interiores flexibles como parte cambiante del diseño. 

El diseño debe desprender EMPATIA. Debemos  meternos en el cuerpo de la persona que va a comprar. Las tiendas no son para nosotros, sino para los clientes objetivos. Hay que pensar lo que el cliente quiere. El personal de la tienda es una variable imprescindible. Si los dependientes están contentos venden más.  Cambio continuo dentro de la tienda, la luz es importantísima.  

Explicar historias. Diseño como suma de especialistas. No sirve el hombre orquesta porque el resultado no será bueno.  Todo parece casual pero no lo es. Por ejemplo UPS obliga a los repartidores a llevar lo zapatos limpios y la furgoneta impecable. No es casual, es un factor diferenciador.  

Pans añade otras franjas horarias a la del bocadillo a mediodía, ell Bakery : “aqui te pillo allá te como”.  Otro ejemplo diferenciador, las cajas de regalo para Desigual. Dentro cabe hasta una abrigo.  

Concepto para Eat out: “Chiringuito de pizza al Taglio”. Imágenes inspiradoras, madera, rectángulos de pizza, producto artesano, el nombre…. “La squadra”. Todos estos factores inspiradores permiten que el proyecto se desarrolle y sea coherente.

TODO PARA TENER UN FIN … TENER CONCEPTO + DISCIPLINA.  Entonces todo los demás sigue y fluye de forma natural.

El diseño interior se debe tener en cuenta desde el inicio del concepto de negocio. “Design thinking” es la metodología de trabajo que permite sobretodo saber quién tiene que estar en el centro (cliente y usuario). 

“Open innovation” es el mejor método para crear. El poder no es retener información sino qué hacer con esos datos. Hay que borrar los límites de los conceptos y las disciplinas para que la suma de los diferentes factores que intervienen en un concepto de negocio y en el diseño multipliquen.  

El “Brandscaping” transforma la marca en un lugar físico.  

La Gráfica arquitectónica no es colocar el logo. Es algo más. 

El diseño de espacios en retail es como meter barcos dentro de botellas. 

Los materiales se deciden durante el proceso creativo por lo que transmiten en conjunto. 

Los detalles son el diseño. Sin luz no existiríamos. Lo contrario de la luz no es la sombra sino la oscuridad. 

El diseño de la iluminacion en retail es fundamental. En la tienda queremos provocar contrastes, deslumbramientos.

La iluminacion es llenar de luz un espacio, pero es mucho más. Tiene que resaltar el producto. Hay que elegir la temperatura de color adecuada al producto y siempre calcular la distancia correcta para iluminarlo.

En que se parece una fiesta a una tienda. Que hacemos para vender más. La tienda tiene que tener un poco de pro actividad. Hay que combinar los 5 sentidos. EL RETAIL TIENDE A IR AL OCIO. Solamente recordamos lo bueno que nos ha pasado. Lo plano no lo recuerda nadie. 

La implementación de espacios es un campo de batalla. Sin rehenes. O ganas o pierdes. 

El escenario es una oportunidad para ver cómo funciona y cómo se puede mejorar.

 

 

T. +34 932 688 450