El pasado 27 de febrero de 2013 Iniciamos la tercera temporada de los IDEAPIKAPIKAs con Oscar Guayabero y su ponencia ” El diseño como comunicación – Estrategias Eames”, en el showroom de VITRA. A continuación enunciamos las ideas clave de su ponencia.

Oscar Guyabero considera que para que un Estudio de Diseño y/o Arquitectura sea un buen estudio, debe trabajar básicamente en cinco líneas: Creación, producción, venta, archivo e investigación. Las fases de creación y producción están muy desarrolladas, pero en cambio somos muy malos vendedores. Pero como dice Oscar, “Si no hay clientes, no hay diseño”.

Como que investigación y archivo, tanto de producto final como de procesos de trabajo, son dos vertientes muy poco desarrollados, Oscar Guayabero, como diseñador, decidió dedicarse a ellas. De formación diseñador, se autodefine como paradiseñador. En realidad lo que hace es contar historias. Lo hace a través de objetos, la escritura, las instalaciones, los libros, el comisariado de exposiciones y también dando clases, publicando artículos, activando plataformas…

La idea de la charla de Oscar Guayabero, fue indagar en las estrategias de Charles y Ray Eames, entendiendo el DISEÑO como COMUNICACIÓN. Para ello se centró en tres conceptos: Circo, Cine y War Rooms.

A los Eames les interesó el CIRCO tanto como disciplina, como por la multiplicidad de acciones que se producen. En el circo de tres pistas el observador es incapaz de ver la totalidad de la acción, pero es capaz de quedarse con algunas partes y sobretodo de crear conexiones nuevas entre ellas.

Cuando a Charles Eames le preguntaron “¿Qué es diseño?”, contestó con frases inconexas pero con un sentido global parecido a: “El diseño es un plan para colocar elementos de la mejor manera para lograr un propósito en particular. Finalmente todo se conecta: personas, ideas, objetos, admitiendo la influencia de aquellos que estuvieron antes. La calidad de las conexiones es la clave para la calidad del diseño resultante”.

Una de las bases de sus trabajos era entender todo: objetos, espacios, películas, etc. como un proyecto de comunicación siguiendo una estrategia concreta: “Cuando sobrecargas de información al usuario se amplía el menú de opciones y se establecen conexiones nuevas”.

Del CINE, a los Eames les interesó su amplia capacidad narrativa y de comunicación. Los Eames ablandaron la tecnología transformándola en un espectáculo domestico y familiar.

Las WARS ROOMS o SITUATIONS ROOMS, para los Eames tienen que ver con el CONTROL. Estamos hablando de los años 50, de la Guerra Fría, son salas con amplia SIMULTANEIDAD de datos para que los políticos puedan tomar decisiones a tiempo real. Para ellos la multiplicidad de detalles genera un todo.

“Ahora sabemos que sólo perdemos el control de lo que creamos si rechazamos responsabilizarnos de la dirección y la disciplina del uso de nuestras creaciones” (Charles Eames).

Los Eames creaban entornos de alta intensidad sensorial y multiplicidad de estímulos de modo que el usuario no se concentrara en una única idea, sino que fuera capaz de asumir ideas nuevas y sobretodo conectarlas entre sí. Les interesaban tanto los propios conceptos, como ponerlos en relación con otros que en principio no tuvieran conexión.

Entendían el ruido en positivo, como factor de distorsión del mensaje. Con la simultaneidad de mensajes, se baja la guardia a los prejuicios más racionales del usuario y es cuando se consigue la entrada de ideas nuevas.

Para los Eames el DISEÑO no era simplemente una profesión, sino un modo de vida. Para los Eames, diseñar era regalar. El trabajo de los Eames, no terminaba cuando se construía un edificio, sino que la documentación formaba parte del proyecto.

Como bien dice Oscar:

“El mejor proyecto de los Eames son los Eames”.

T. +34 932 688 450