Me tengo que comprar una chaqueta de verano, voy a ver que puedo comprar por internet y con lo que vea que me guste iré a la tienda a probármela para acertar la talla y así comprar la correcta.
Pero igual voy a la tienda y no está el modelo que he visto por internet o mi talla, mientras que en internet está todo. Mejor voy a la tienda me pruebo las tallas de cada marca, miro los modelos y lo compro después por internet.
Las tallas de una marca son iguales así que si veo un modelo que me gusta en internet y no está en la tienda, puedo comprarlo probándome uno parecido porque así sabré la talla.

Seguro que esta situación la hemos vivido más de uno/a;

Esto hace que las marcas piensen en dos tipos de tiendas, dependiendo del público objetivo al que se dirigen, la tienda para mostrar el producto o la tienda para vender el producto.

En las tiendas para mostrar el producto se intenta centrar la tienda en un diseño que llame la atención que haga entrar al público que cree una experiencia pero en la tienda podemos encontrar todos los modelos de la marca pero no todas las tallas, ni colores de un mismo producto, la tienda se centra en que conozcamos el producto, la filosofía de la marca, su calidad, su prestigio, y claro que podemos comprar y mucha gente lo hace pero no están pensadas para que su rentabilidad sea su concepto de ventas.

Estas tiendas siempre están gestionadas por la marca y nunca son de franquiciado y en este estilo podemos englobar las principales tiendas buque insignia de las principales marcas que venden por prestigio y calidad y no por precio.

En las tiendas que venden el producto se intenta que tengan un diseño que se asemeje al anterior y no se vea una clara diferencia pero en estas tiendas no encontraremos todos los productos, sino que se centrarán en un sector de su producto o se enfocarán a un público objetivo y dispondrán el mayor número de tallas y colores que les permita el espacio.

A nivel de diseño también se diferencian en que tienen mucho más muebles en la zona de exposición para poder mostrar más producto y que el cliente pueda buscar, revolver y escoger.

Estas tiendas suelen ser de franquiciado o seriadas y existe un gran número de marcas que venden por precio que también podemos englobarlas por este sector, llegando algunas marcas a ser el mercadillo del siglo XXI.

Para mi gusto falta la tercera opción y que no creo que tarde alguna marca en diseñar, la tienda que muestra el producto y te da la opción de comprarlo desde la misma tienda por internet. Sería la solución definitiva ya que podrías experimentar y disfrutar de la sensación de compra de la marca en todo su mayor exponente y cuando finalmente hubieras seleccionado el producto comprarlo por internet desde la propia tienda con el asesoramiento de esta y la ventaja de que te lo lleven a casa e incluso en algún caso a un precio inferior, con la opción de escoger todas las tallas y colores de los productos de la marca.

¿En qué tienda te gusta comprar a ti?

Alejandro Mora Nuez

Partner de Grup Idea

International Project Manager Director

T. +34 932 688 450